Implementación del nuevo etiquetado nutricional, dentro de los kioscos saludables

Categoría:
Share:

Descripción

Las últimas encuestas demuestran que el 60% de las personas no comprende el etiquetado nutricional actual, sin los sellos. Ésta es la razón por la cual, desde el 27 de junio de 2016, se pone en marcha la Ley 20.606 en el NUEVO Reglamento Sanitario de los alimentos.

👉🏼Indicar el exceso de nutrientes críticos en aquellos alimentos altos en azúcares, sodio, grasas saturadas y calorías.
👉🏼Entregar más información, que contribuya a una mejor elección de los alimentos que consumimos.
👉🏼Proteger a la población infantil, a través de:

  • Definir límites que determinen el alto contenido de energía, grasa saturada, azúcares y sodio en los alimentos.
  • Incluir obligatoriamente en el etiquetado el mensaje frontal “ALTO EN” que indica cuáles alimentos superan los límites establecidos, de manera visible y de fácil comprensión
    a través de un octágono negro con letras blancas
  • La restricción a la publicidad dirigida a menores de 14 años de los alimentos “ALTOS EN”.Y la restricción de venta y publicidad en los establecimientos educacionales de los
    alimentos “ALTOS EN”.

La Autoridad Sanitaria aplicará sanciones que no solo se traducirán en multas, también en el retiro o destrucción de productos. Se podrán dictar amonestaciones con advertencia de cumplir la normativa dentro de un plazo de 30 a 60 días, que se verificarán en inspecciones posteriores. Actualmente, la iniciativa se está implementando en marcha blanca.

Los envases o etiquetas de los alimentos destinados al consumo humano (es decir, se excluyen los alimentos para animales) deben indicar los ingredientes que contienen, incluyendo todos sus aditivos (expresados en orden decreciente de proporciones), y su información nutricional.
Además se deberá informar, al menos, los contenidos de energía, azúcares, sodio y grasas saturadas y los demás que el Ministerio de Salud determine.

Los fabricantes, productores, distribuidores e importadores de alimentos deben encargarse o velar por que la información esté contenida en los envases.

No se podrá adicionar a los alimentos y comidas preparadas ingredientes o aditivos que puedan inducir a equívocos, daños a la salud, engaños o falsedades, o que de alguna forma puedan crear una impresión errónea respecto a la verdadera naturaleza, composición o calidad del alimento. Tampoco se podrá adicionar ingredientes o aditivos en concentraciones que causen daños a la salud, según lo establezca el Ministerio de Salud.

La información que se debe entregar en envases o etiquetas será determinada en sus contenidos, forma, tamaño, mensajes, señalética o dibujos, proporciones y demás características por el Ministerio de Salud en el Reglamento Sanitario de los Alimentos. Asimismo, dicha normativa podrá fijar límites de contenido de energía y nutrientes.

La Autoridad Sanitaria, en ejercicio de sus atribuciones, podrá corroborar con análisis propios la información indicada en la rotulación de los alimentos, sin perjuicio del ejercicio de sus facultades fiscalizadoras.

En el envase o etiqueta de todo producto alimentario que haya sido comercializado en Chile y que contenga entre sus ingredientes o haya utilizado en su elaboración soya, leche, maní, huevo, mariscos, pescado, gluten o frutos secos será obligatorio indicarlo.

No con ese nombre, al menos. El Ministerio de Salud establece qué alimentos presentan en su composición nutricional contenidos elevados en calorías, grasas, azúcares, sal u otros ingredientes, según lo consigna en el Reglamento Sanitario de los Alimentos. Este tipo de alimentos se deberá rotular como “alto en azúcares”, alto en grasas saturadas, “alto en sodio” o con otra denominación equivalente, según el caso. Los valores considerados altos están considerados en el citado reglamento.

Estará prohibido que los alimentos con altos índices en calorías, grasas, grasas saturadas, azúcar y sal sean expendidos, comercializados, promocionados y publicitados dentro de establecimientos de educación parvularia, básica y media.

Los establecimientos de educación parvularia, básica y media del país deberán incluir, en todos sus niveles y modalidades de enseñanza, actividades didácticas y físicas que contribuyan a desarrollar hábitos de una alimentación saludable y adviertan sobre los efectos nocivos de una dieta excesiva en grasas, grasas saturadas, azúcares, sodio y otros nutrientes cuyo consumo en determinadas cantidades o volúmenes pueden representar un riesgo para la salud.
Asimismo, los establecimientos educacionales del país deberán incorporar actividad física y práctica del deporte, a fin de fomentar en sus estudiantes el hábito de una vida activa y saludable.

Estará prohibido hacer publicidad dirigida a menores de 14 años de los alimentos con altos índices en grasas, grasas saturadas, azúcares, sodio y otros ingredientes que la autoridad sanitaria considere nocivos. Tampoco se podrá aprovechar la credulidad de los menores para ofrecerles dichos alimentos gratis como promoción. También estará prohibido utilizar, en su venta, “ganchos” promocionales como regalos, concursos, juegos, adhesivos, juguetes, etc.
Se considerará que la publicidad está dirigida a menores de 14 años si usan, entre otros elementos, personajes y figuras infantiles, animaciones, dibujos animados, juguetes, música infantil, si contempla la presencia de personas o animales que atraigan el interés de menores de 14 años, o si contiene declaraciones o argumentos fantásticos acerca del producto o sus efectos, voces infantiles, lenguaje o expresiones propias de niños, o situaciones que representen su vida cotidiana, como son la escuela, el recreo o los juegos infantiles. La publicidad de la comida no saludable sólo podrá hacerse en horario nocturno en medios de comunicación masivos y además llevar un mensaje que promueva hábitos de vida saludables.
Toda publicidad de alimentos, en general, efectuada por medios de comunicación masivos deberá llevar un mensaje, cuyas características determinará el Ministerio de Salud a favor de la comida sana.

El etiquetado de los sucedáneos de la leche materna no deberá desincentivar la lactancia natural. Asimismo, incluirá información relativa a la superioridad de la lactancia materna e indicará que el uso de los referidos sucedáneos debe contar con el asesoramiento de un profesional de la salud.
Propuesta

Aumentar el consumo de alimentos frescos, naturales y preparados en casa. Disminuir consumo de alimentos altos en azúcares, grasas saturadas y sodio. Prefiere alimentos con menos sellos de advertencias, son saludables y sin ellos es mejor.
Busca asesorar a todos los dueños de kioscos , apoderados y profesoras con el fin de :
-Comprender la importancia que juega la escuela en la prevención de la obesidad Infantil.
-Educar sobre el etiquetado nutricional y nutrición en general
-Actualizar y orientar sobre las nuevas estrategias de intervención
-Análisis de productos según la ley 20.606 e indicación de sellos negros según corresponda
-Implementar la nueva ley 20.606
-Asesoría en descriptores nutricionales y mensajes saludables
-Declaración de ingredientes
-Tamaño de la porción y porcentaje que representa de las necesidades diarias, en base a una dieta de 2000 caloría
-Declaración de alergenos
-Conocer las estrategias de marketing para una oferta atractiva de alimentos saludables.
-Aumentar las ventas mediante la búsqueda de nuevos productos saludables

COTIZA AQUÍ, te pido que me escribas
1- Nombre de la empresa
2-Persona a cargo
3- Cuéntame de que se trata tu producto
4- ¿Hace cuanto tiempo lo tienes?
5-¿Que ingredientes usas?

 

6